lunes, 6 de abril de 2009

TIPOS DE ESCRITURA





LENGUAS HABLADAS EN LA INDIA


Todas estas lenguas se dividen en numerosos dialectos y algunas de ellas han producido literaturas de valor muy diverso; no hay un texto literario de las lenguas modernas antes del s. x d. C.Anteriormente, los textos literarios de la India se escribían en sánscrito o en pracritos. Este último término denomina a un cierto número de lenguas populares habladas entonces en las distintas partes de la India. Entre las que se cuentan como más importantes están la mahárdshtri, la múghadi, la ardhamúghadi, la shauraseni, la paishachi, así como el palí . Pero estos prácritos han llegado hasta nosotros en su forma literaria, es decir, artificiales y compuestos; es difícil descubrir la lengua popular hablada bajo estas formas cultas. Lo mismo ocurre con el sánscrito, al que se subdivide en védico y clásico; siempre tuvo carácter de lengua de poetas y eruditos, . De lengua literaria, fijada gramaticalmente y establecida de una manera artificial. No es una lengua muerta, desde el momento en que se sigue utilizando en la India., pues los eruditos la hablan, componen discursos, escriben obras y, actualmente, publican revistas en sánscrito, pero es una lengua distinta de los idiomas empleados en la conversación familiar.En el transcurso de su larga historia, estas lenguas han evolucionado y se han influido entre sí; el sánscrito védico se transformó en sánscrito clásico, el indoario dio origen a las lenguas modernas del Norte de la India. Las lenguas modernas derivan de las antiguas, de las que el sánscrito literario es un reflejo lejano, del mismo modo que los prácritos y el palí, lenguas literarias, son en realidad ramas aisladas de un mismo tronco lingüístico; este fenómeno originado por su carácter artificial no se da en la lingüística romance y constituye una dificultad en el estudio de la lingüística hindú.En la India se utilizan numerosos tipos de escritura; no han sido descifrados los caracteres de los sellos de la cuenca del Indo, procedentes de los tiempos prehistóricos, y hallados en las excavaciones de Mohenjo, Daro y Harappa en 1921.La primera escritura hindú que se conoce es la que figura en las inscripciones sobre piedra de los edictos del emperador Ashoka ( 250 a. C.), en las que se emplearon dos tipos de escritura: una es la llamada kharoshti, que se escribe de derecha a izquierda y que, probablemente, deriva de un modelo arameo, dialecto de los semitas nómadas del Oeste del Éufrates.La formación de esta escritura se hizo en el Noroeste de la India que, en el s. v a. C., se hallaba bajo la dominación persa; esta escritura se utilizó tan sólo hasta el s. III d. C., y únicamente en el Noroeste de la India. Todas las demás escrituras de la India derivan del otro tipo de escritura llamado bráhmi, que se escribe de izquierda a derecha y que parece de origen semítico fenicio, como la inscripción sobre piedra del rey moabita Mesa, que se refiere a su combate victorioso contra Israel en el a. 850 a. C. Según H. de Glasenapp parece que el alfabeto llegó a la India trasmitido por mercaderes hindúes y fue adaptado por algunos eruditos locales. Este alfabeto evolucionó siguiendo dos formas particulares, la del Norte y la del Sur. La forma más importante del Norte es la secritura devanágari, silábica, con la que están emparentados los tipos de escritura de las grandes regiones del Norte de la India: el bengalí, oriya, gujarati, etc., así como la escritura tibetana. Las formas del Sur sirvieron para transcribir el palí y las escrituras drávidas: grantha, telugu, kanara, tamul.Se escribió sobre materias muy diversas: piedra, láminas de metal, corteza de abedul, hojas de palmera, y, más tarde, después de la llegada de los musulmanes, se empleó el papel.Las inscripciones más antiguas realizadas sobre piedra se remontan al s. III a. C. (edictos del emperador Ashoka), y los primeros manuscritos datan del s. XI d. C., debido a que el clima de la India no es favorable a su conservación.Tanto en Japón como en el Turquestán se han encontrado manuscritos hindúes con muchos más siglos de antigüedad. Gracias a las múltiples copias de los antiguos textos y, sobre todo, a la sorprendente memoria de los hindúes, que, mediante una sutil mnemotécnia pueden memorizar y recitar volúmenes enteros de textos, se ha podido conservar y trasmitir fielmente la antigua literatura de la India. No hay que olvidar que una gran parte de esta literatura no estaba destinada a ser leída, sino escuchada; por lo general, ni los bardos ni sus oyentes actuales saben leer o escribir. Según las estadísticas del censo de 1961, sólo el 34,5% de hombres y el 13% de mujeres saben leer y escribir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada